sábado, 4 de enero de 2014

Quebraderos de cabeza: Las rebajas


Mañana postearé un look, con un post más formal; pero no quería dejar de enseñaros un artículo que escribí para la revista local sobre este tema tan IMPORTANTE, por que lo es para nosotras las fashionistas: LAS REBAJAS.

Personalmente, cuando oigo la palabra rebajas, lo primero que se me viene a la mente son un maratón de señoras en la puertas de El Corte Ingles.


Y es que cuando llegan estas fechas tan esperadas (me incluyo), y nos juntamos alrededor de un montón de gente con nuestras mismas intenciones, parece que se nos cruza un cable, el cable que se encarga de la mesura y el autocontrol.
Nos volvemos animales salvajes en busca de la presa más débil (en este caso el chollazo del lugar), como si nos fuese la vida en ello; y repito: me incluyo. Siendo objetivos, es una salvajada de situación, pero desde la perspectiva subjetiva: es una oportunidad única para hacernos con esas prendas que nos falta, o por las que no estamos tan de acuerdo en pagar los precios que nos ofrecian en un principio.
Y es que ni siquiera Zara es lo que era, cuando nos paseamos por la sección de woman los abrigos de 200 euros cada vez son más habituales, y personalmente, por mucho que me gusten, no estoy dispuesta a pagar tanto por un abrigo de una cadena low cost (bajo precio). Como buena compradora de rebajas, he ido desarrollando una metodología para no volverme loca buscando El-día-de y conseguir, en la medida de lo posible todo lo que quiero añadir a mi armario.


Para ello, y con peligro de ser encasillada como una loca de las compras (lo cual tampoco voy a negar), os voy a contar mis trucos. Lo más importante es ir dos días antes o un día antes a los sitios donde se quiere adquirir las prendas, ya que las dependientas se han encargado de sacar todo lo que va a estar rebajado, y lo ponen de una forma poco habitual, es decir, apiñada para que quepa la máxima cantidad posible.
Lo que queda en el rinconcito ordenado: descartar (eso no lo van a rebajar). Cuando llega el-día-de, y aunque parezca que estas en la fase maníaca del transtorno bipolar, estate 5 minutos antes de que abran las tiendas en la puerta; vé directa a las prendas localizadas en la pre-revisión. Tardas 5 minutos, y después, ya puedes dedicarte a mirar cosas. Así evitas colas interminables en probadores y en la caja, cosa que, personalmente, odio.

Pero las rebajas tienen sus cosas buenas, sobre todo, para ampliar nuestro fondo de armario de una forma más asequible; y es que este es un buen momento para fichar prendas que nos sirvan por saecula seculorum.

Y por si no teneis muy claro cuales pueden ser esas prendas o las ennumero.
Prendas de fondo de armario:

  • LBD (little black dress): Un vestido corto negro, indispensable para muchas y variadas ocasiones, como ya os decía: el negro es un clásico que nunca falla.
  • Perfecto de Cuero: otra prenda que nunca pasa de moda. Tanto si te gusta ir rockera como si no, es una prenda indispensable y muy favorecedora.
  • Salones negros: Calzado femenino y favorecedor, que te rescata de más de un apuro, ya sea para ir a la oficina, como salir de fiesta, como una cena, etc.
  • Botines moteros: Junto con la perfecto de cuero, otro indispensable de la gama rocker. Nunca pasan de moda, y si no, vuelven con los años.
  • Abrigo de Paño: Sea del color que sea (más básico aun en negro) no puede faltar para tus looks formales o del día a día. Abrigados y favorecedores.
  • Americana negra: y una más para la gama de color más favorecedora. La americana es un básico que le da ese toque formal a tus pitillos o corona tus looks formales.  
Con esto y un bizcocho, hasta mañana a las 8 (o 20h). Os deseo suerte en la busqueda de la prenda perdida, pocas ampollas en los pies y que no salgais muy pobres de las tiendas... Musus y hasta el próximo post!!

SIGUE EL BLOG EN: 


Follow on Bloglovin

GRACIAS POR VUESTROS COMENTARIOS Y POR LEER EL BLOG

THANKS FOR YOUR COMMENTS AND FOR READING THE BLOG